Buscar

Next Level Racing Flight Pack

Actualizado: 7 de jun de 2019


Con estos accesorios vamos a poder tener tanto el throttle como el joystick integrados en la propia estructura del asiento.



Unboxing

El paquete es mucho más austero que en el resto de componentes de Next Level Racing, aunque teniendo en cuenta su contenido no tiene la menor importancia.




En la siguiente fotografía podemos ver exactamente los accesorios que componen este pack; unos brazos que nos van a permitir el montaje del throttle en un lateral y el joystick en la posición central, así como las bases correspondientes para los HOTAS más conocidos del mercado; pero ¿Qué pasa si queremos montar el joystick en el otro lateral en vez de en el centro? Pues simplemente, que en el pack no tenemos brazo para ello, ya que únicamente viene uno. No es un problema ya que, en el asiento GT Ultimate, ya se incluía otro de estos brazos (para el cambio de marchas) que, aun siendo algo diferente en altura al suministrado en este pack, permite el acople de la base correspondiente. No obstante, es un dato importante a tener en cuenta dependiendo de la configuración final que queramos conseguir.



Montaje

En primer lugar debemos montar la barra transversal en la parte frontal del asiento, que será donde irán insertados los brazos que, a su vez, sustentaran el HOTAS. La barra perpendicular central es la que se utilizaría para colocar el joystick en la posición central, pero en mi caso, no la voy a utilizar, ya que quiero montarlo en el lateral derecho.



Una vez hecho esto, podemos insertar los brazos, que llevan un terminador de plástico que hace que entren justo en el hueco. Unos pocos martillazos (con martillo de goma, por supuesto), y un tornillo que lo ateneza en la posición que prefiramos.



Finalmente, montamos la base compatible con nuestro HOTAS, en mi caso el throttle del Warthog.



El conjunto queda firmemente anclado y sin prácticamente movimiento, aún teniendo en cuenta el peso que soporta en este caso.



Repetimos el proceso con el joystick en el lado derecho, utilizando en este caso el brazo que venía en el asiento para el cambio de marchas y la base compatible. En este caso, podemos observar una base que, para hacerla compatible con más dispositivos, tiene más agujeros que el queso Gruyére. Es lo que hay, y el precio de estos accesorios tampoco se va de madre como para pedir una base exclusiva para el Thustmaster Warthog, pero queda como queda.



Los dos dispositivos quedan a una altura y distancia óptima, y podemos mover sus ejes hacia los extremos sin tener que hacer movimientos forzados con los brazos. No obstante, si este fuese el caso, siempre podríamos desplazar el asiento hacia atrás o adelante para corregir nuestra posición con respecto a los mandos.



0 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now